Ley de la Reciprocidad. Tratamiento para aumentar el deseo sexual

La mayor parte de las mujeres que acuden a nuestra consulta en busca de asesoramiento sexol贸gico, lo hacen por alguna cuesti贸n relacionada con su deseo sexual. Han experimentado una disminuci贸n del mismo y ello acaba afectando, en muchas ocasiones, a su autoestima y a su relaci贸n de pareja, lo que les lleva a buscar un tratamiento para la falta de l铆bido.

Si bien es cierto que esta dificultad sexual no es exclusiva del sexo femenino, es m谩s habitual en ellas. En ellos, los problemas de deseo suelen estar asociados a situaciones de estr茅s o son secundarios a otras dificultades sexuales: problemas de erecci贸n, dificultades en el control eyaculatorio鈥

Sea como fuere, en este art铆culo queremos ense帽aros una herramienta que utilizamos en nuestra terapia sexual para facilitar la recuperaci贸n de la intimidad, como paso previo a trabajar el c贸mo aumentar la l铆bido, ya sea hombre o mujer el que la padece. Una herramienta que forma parte del tratamiento para la disminuci贸n de la l铆bido. 驴Preparad@s?

Tratamiento para la falta de l铆bido en mujeres y hombres

Es bastante habitual que una inicial disminuci贸n del deseo y, por tanto, de los contactos sexuales, acabe pasando factura tambi茅n a la esfera afectiva. 驴Por qu茅 ocurre algo as铆? La raz贸n primordial es que, a la persona que tiene bajo deseo, le suele costar 鈥arrancar鈥, y si hace alg煤n gesto de cari帽o, o afectivo, teme que 茅ste sea interpretado por su c贸nyuge como el inicio de un contacto sexual, y en ese momento no le apetece. De este modo, para evitar 鈥渃alentar鈥 la situaci贸n, no inicia ese contacto afectivo, hasta el punto de que, con el tiempo, se puede llegar a perder la afectividad. Paralelamente a esto, si la pareja inicia ese contacto afectivo o sensual, se siente 鈥渆n la obligaci贸n鈥 de responder, y como ya hemos hablado en otros art铆culos de este blog, deseo y obligaci贸n 隆no son buenos compa帽eros! As铆 que, la situaci贸n es la siguiente: la persona con bajo deseo va a tender a evitar las muestras de afecto de su pareja, y tampoco las va a iniciar por s铆 misma. Conclusi贸n: 隆隆Bye-bye intimidad!!… 隆Hola compa帽er@s de piso!

Pero鈥 隆Tenemos una soluci贸n! Un juego, herramienta o tratamiento para solucionar la falta de deseo sexual en la mujer o el hombre. Se conoce como 鈥Ley de la Reciprocidad鈥 y consiste en dar a la persona que tiene el problema de deseo, el poder sexual. Para que resulte m谩s comprensible, vamos a hablar de una hipot茅tica pareja donde ella, Elena, tiene un bajo deseo sexual, y Juan, su compa帽ero, tiene mayor nivel de deseo, que adem谩s se ha visto incrementado a ra铆z de la disminuci贸n del de Elena. Juan tiende a insistir y buscar desesperadamente a Elena para tener intimidad sexual, y ella se escabulle como puede para no sentirse presionada, si no le apetece. Por otro lado, ella ha dejado de besar a Juan, porque teme que, al hacerlo, 茅l interprete que va a pasar 鈥渁lgo m谩s鈥. Ante esta situaci贸n, ambos deciden buscar ayuda y buscar un tratamiento para aumentar el apetito sexual y mejorar su relaci贸n.

Seg煤n ven铆amos diciendo, con la 鈥淟ey de la Reciprocidad鈥 Elena es la que tiene 鈥渆l poder鈥 y ella decide qu茅 se hace y qu茅 no se hace en la intimidad (como una forma de garantizar que no se har谩 nada que no quiera y no se sentir谩 forzada a responder a las demandas sexuales de su compa帽ero). Esto har谩 que se sienta m谩s relajada y conecte m谩s con su deseo.聽 Vamos a explicar esta herramienta para mejorar el deseo sexual con m谩s detalle.

Lo primero que hay que hacer es dividir las actividades afectivo-sexuales en tres bloques (Intimidad afectiva, Intimidad sensual e Intimidad sexual), y definir qu茅 pr谩cticas vamos a incluir en cada una de ellas (seg煤n el criterio consensuado de la pareja). Vamos a poneros un ejemplo para que sea m谩s gr谩fico:

1. Intimidad afectiva: beso en la mejilla, 鈥減ico鈥, caricia en una zona no er贸gena, abrazo, coger de la mano鈥

2. Intimidad sensual: beso apasionado, masaje, caricia en zona er贸gena no genital鈥

3. Intimidad sexual: masturbaci贸n, sexo oral, penetraci贸n鈥

Una vez hecho esto, es momento de clasificar las actividades de forma jerarquizada, de menos a m谩s intimidad/intensidad. Siguiendo el gr谩fico anterior numeraremos cada actividad de 1 a 14 (en este caso) seg煤n el grado de intimidad que suponga para la pareja (en caso de que no haya acuerdo respecto a esta jerarqu铆a, la 煤ltima palabra la tiene la persona con el 鈥減oder sexual鈥, es decir, la que tiene bajo deseo -en nuestro ejemplo, Elena-).

Una vez hecha esta jerarqu铆a, la din谩mica es sencilla: la persona con bajo deseo (Elena) iniciar谩 cualquier tipo de contacto, y la pareja (Juan) s贸lo podr谩 responder en el mismo nivel o menos, pero nunca m谩s. Si Elena besa apasionadamente a Juan, 茅l podr谩 besarla apasionadamente, abrazarla, hacerle una caricia no er贸gena, o darle un pico, pero no podr谩 hacerle un masaje, una caricia er贸gena o por ejemplo sexo oral, ya que estar铆a sobrepasando el nivel 6, que es el que ella ha elegido. Si Elena 鈥渁vanza鈥 hasta el sexo oral, entonces todo aquello que est茅 hasta ese nivel (seg煤n el gr谩fico, el 12) estar铆a permitido.

De este modo, la persona que tiene bajo deseo decide en cada momento qu茅 le apetece hacer y se lo hace saber a su pareja, de un modo sutil. Adem谩s, con esta din谩mica es m谩s f谩cil que Elena se deje llevar, y pese a quiz谩s no sentir demasiado deseo al principio, 茅ste se vaya reactivando a medida que ella fluye. Es importante que la pareja se implique (Juan en este caso) y se comprometa a no saltarse las 鈥渞eglas del juego鈥, o esta herramienta del tratamiento para recuperar el deseo sexual inhibido no funcionar谩 (la confianza es fundamental para que Elena se relaje, fluya y as铆 conecte con su deseo).

Este juego de la reciprocidad se puede hacer por niveles (del 1 al 14 en nuestro ejemplo), o por bloques (bloque afectivo, sensual y sexual), de modo que, si Elena inicia un contacto con una actividad del bloque afectivo, Juan podr谩 responder con cualquiera de las actividades del bloque afectivo, aunque est茅n por delante, pero no podr谩 pasar al bloque sensual ni al sexual. Si se opta por esta opci贸n, es recomendable que en el bloque sexual se haga igualmente por niveles ya que suele ser el que puede generar m谩s presiones para la persona que tiene el deseo bajo.

Esperamos que esta herramienta del tratamiento para aumentar la l铆bido femenina y masculina os haya gustado y os sea de utilidad. Pero no olvides que, aunque esta actividad es muy 煤til, no sustituye a la labor de un profesional de la sexolog铆a, que ser谩 el que mejor pueda asesorar y acompa帽ar ante una bajada de l铆bido.

Y si quieres m谩s info sobre c贸mo reavivar el deseo, no te pierdas nuestro siguiente v铆deo: 馃敟 5 claves para reactivar tu vida sexual en pareja

 

Rebeca Lajos Ra帽贸
Psic贸loga-Sex贸loga en Aid茅



×