como-sorprender-a-tu-pareja-en-san-valentin

Cómo sorprender a tu pareja en San Valentín (o cualquiera de los otros 364 días del año)

Se acerca el famoso, y rentable comercialmente hablando, Día de San Valentín, y son much@s l@s que se afanan en encontrar el regalo perfecto para su pareja, para que ese día sea inolvidable.

Más allá de que nos guste o no la idea de celebrar este día, resulta interesante, y saludable para las relaciones de pareja que, de vez en cuando, nos escapemos de la rutina diaria y de “dar por sentada la relación” y hagamos algo por nuestra pareja diferente y que nos conecte con ella. Así que en este artículo te queremos dar algunas ideas para sorprender a tu pareja en San Valentín (o en cualquier otro momento que se te antoje). Y es que todos los días pueden ser San Valentín.

5 ideas originales para sorprender a tu pareja en San Valentín

1. Recrea vuestra primera cita: si no sabes cómo sorprender en San Valentín a tu pareja, una idea muy original, sorprendente y emocionante puede ser volver al lugar donde tuvisteis vuestra primera cita y recrear vuestros orígenes. Ten en cuenta los detalles: la ropa que llevabas, el lugar donde se produjo, la hora del día, la comida o bebida que había, la música… incluso el cómo te sentías aquel día. Si no es posible recrear el escenario en sí (por las restricciones de movilidad, o porque quizás ese lugar ya no existe), trata de escenificarlo en casa o en un lugar similar al originario. También puedes escoger, en lugar de vuestra primera cita, otra fecha señalada para vosostr@s: el día que os conocisteis, el primer beso, donde os comprometisteis, vuestra “primera vez”… El objetivo es reconectar con todo lo especial y con la intensidad de esos momentos del principio.

2. Los clásicos “renovados”: flores, bombones, fresas y champagne. No es una novedad que estos elementos son de lo más típicos en un día como este, pero ¿qué tal si les añadimos un plus?: quizás acompañando a un desayuno en la cama con posteriores arrumacos, o a un picnic en el campo, la playa, el río o algún parque si eres más urbanit@ (no olvides llevar un mantel, una mantita, y un pequeño altavoz para pinchar vuestra propia playlist previamente seleccionada por ti con mucho cariño). Son regalos “clasicos”, pero de esta forma se volverán aún más inolvidables.

3. Haz realidad una fantasía: eso que tu pareja tanto desea y nunca habéis hecho. Y no nos referimos sólo al plano sexual, sino también a cumplir ese deseo que tanto le entusiasma. En este sentido es importante que no nos “forcemos” a hacer algo que no queremos, pero sí que nos “esforcemos” como una forma de hacer ver a nuestra pareja lo importante que es para nosotr@s: hacer una escapada en su moto, ponernos elegantes para ir a un restaurante “chic”, acompañar a un concierto o evento deportivo, tirarse en paracaídas, viaje en globo, hacer un streaptease… Y por supuesto, en el terreno sexual también podemos deleitar a nuestra pareja con eso que sabemos que le gusta, pero que hasta el momento nunca hemos puesto en práctica: ¿qué tal si damos rienda a la pasión?

4. Caja de los deseos: Hazte con una caja de tamaño de unos 15-20 cm y personalízala como te apetezca (con fotos, pintada, forrada de terciopelo…) y por en la tapa el cartel: “Caja de los Deseos”. En su interior pondremos en papeles de un color (por ejemplo, amarillo) los deseos que nos gustaría que nuestra pareja convirtiese en realidad, e invitaremos a nuestra pareja a hacer lo mismo, es decir, escribir en papeles de otro color, para diferenciarlos, los deseos que le gustaría que nosotros cumpliésemos (mínimo debería haber seis deseos por cada un@). Estableceremos un día de la semana (domingo, por ejemplo), para coger cada un@ un deseo del otr@, y nos comprometeremos a cumplirlo a lo largo de la semana (tenemos desde el lunes hasta el domingo siguiente para hacerlo realidad). Tened en cuenta que deben ser deseos concretos (Ej: “que seas más cariñosa”, es un deseo ambiguo; “que me beses cada mañana antes de ir a trabajar”, es un deseo concreto). Y no olvides que no tienen por qué ser cosas extraordinarias tipo, “ir de vacaciones a Roma”, sino que pueden ser cosas más sencillas, asequibles y realizables. Y deben ser razonables, es decir, algo que sepamos que la otra persona va a poder/querer cumplir (y no, no vale usar esta caja para hacer realidad fantasías sexuales que para la pareja son prohibidas, ni para las tareas domésticas que el otr@ no hace.. ¡no, no..!). Y por supuesto, no olvidemos que también se pueden incluir deseos íntimos, es decir, en el ámbito de lo sensual-sexual: masaje, lencería, práctica sexual poco habitual o en un lugar atípico… ¡Vuestra imaginación es el límite!

5. Inundación amorosa: otra idea original que puedes hacer en San Valentín para sorprender a tu pareja es llenar la casa de post-it con mensajes que hagan descubrir a tu persona favorita las razones por las que la quieres. Desde el baño hasta la cocina, pasando por su cartera, la guantera del coche o el tupper de su almuerzo; llena sus rincones de esos mensajes que sin duda emocionarán y arrancarán una sonrisa a tu pareja.  Incluso escóndelos en los lugares más recónditos (dentro de un libro, en un bolsillo de un abrigo, o en el cajón de la ropa interior). Así no los encontrará todos en el mismo día y la sorpresa será aún mayor. Para inspirarte, piensa en todo aquello que te encanta de tu partenaire y que hace imposible no adorarle: desde lo más insignificante (me calientas los pies en la cama, me preparas café por la mañana, adoro cuando sonríes…), hasta lo más grande (eres el mejor padre/madre del mundo, me haces sentir especial, me inspiras…). Es importante ser honest@s (nada de pelotilleo barato) y buscar lo personal, para no caer en los típicos tópicos. Piensa en las pequeñas cosas que te enamoraron de tu pareja, en lo que hace en el día a día que te facilita la vida, en los detalles… Y también en los grandes momentos donde ha demostrado ser alguien muy especial. ¡Y no olvides poner alguna cosilla “picante”! ¡Lo sexy no está reñido con el corazón!

Ya no tienes excusa para no celebrar el día del amor, ya sea para sorprender a tu pareja por San Valentín o cualquier día “no especial” del año.  Y si quieres más inspiración, no dejes de ver este vídeo o consultar más ideas en este enlace.

Rebeca Lajos Rañó
Psicóloga y Terapeuta de Pareja en Aidé



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
×