Terapia Sexual - Aide Sevilla | Psicologos Sexologos | aidepsicologia
16628
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16628,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

TERAPIA SEXUAL

VAGINISMO

Es la dificultad o imposibilidad de realizar el coito debido a la contracción involuntaria de los músculos de la vagina. Las mujeres con esta dificultad pueden disfrutar de otras actividades sexuales y llegar al orgasmo. Las causas del vaginismo son psicológicas.

DISPAREUNIA

Consiste en sentir molestias o dolor a la hora de la penetración. Esta dificultad a menudo aparece asociada a problemas de vaginismo, la diferencia es que el vaginismo siempre son causas psicológicas las que lo originan y la dispareunia puede tener causas físicas o psicológicas.

PROBLEMAS DE DESEO SEXUAL MASCULINO Y FEMENINO

Una persona tiene bajo deseo sexual cuando en un período de tiempo continuado siente poco interés por mantener cualquier actividad sexual. A veces se confunde el bajo deseo sexual con una diferencia significativa de deseo entre los dos integrantes de una pareja, diferencia que se vive como un problema aunque los deseos individuales estén dentro de la normalidad. Normalmente las causas de este problema son psicológicas.

ANORGASMIA

Inhibición recurrente y persistente del orgasmo, manifestada por su ausencia tras una fase de excitación normal y producida a través de una estimulación que pueda considerarse adecuada en intensidad, duración y tipo.

Se consideran diferentes tipos de anorgasmia:

  • anorgasmia primaria: nunca se ha conseguido tener un orgasmo.
  • anorgasmia secundaria: se ha conseguido alguna vez un orgasmo pero en la actualidad se es incapaz de tenerlo.
  • anorgasmia situacional: no se consigue alcanzar el orgasmo en determinadas situaciones o condiciones (por ejemplo, se consigue el orgasmo con estimulación oral, pero no en coito, o se puede llegar al orgasmo con un compañero/a pero con otro/a no, etc).

Este trastorno es mucho más frecuente en mujeres que en hombres, aunque en éstos también puede darse la anorgasmia en forma de ausencia de sensaciones placenteras pero con eyaculación o bien con presencia de orgasmo pero sin eyaculación.

DIFICULTADES EN EL CONTROL EYACULATORIO

En este apartado hay que diferenciar la eyaculación precoz de la eyaculación retardada. La primera se refiere a una falta de control sobre el momento en el que eyacular. Según diversos estudios es el problema sexual más frecuente en hombres y en los casos más extremos nos encontramos con que el hombre eyacula antes de la penetración o segundos después de la misma.

La eyaculación retardada, en cambio, consiste en tardar mucho en eyacular o, incluso, no hacerlo, con lo que estaríamos hablando de eyaculación inhibida.

La mayoría de las causas son psicológicas.

PROBLEMAS DE ERECCIÓN

Se refiere a la imposibilidad o dificultad para lograr o mantener una erección del pene que sea lo suficientemente firme para realizar una penetración. Se puede dar que no se logre la erección en ningún momento o que se de dicha erección pero se pierda en el momento del coito.

Las causas de este trastorno pueden ser físicas, psicológicas o una combinación de ambas.

Aide imagen

CRECIMIENTO ERÓTICO

El crecimiento erótico tiene como objetivos entre otros, la aceptación del esquema corporal, el aprendizaje de formas de comunicación a través de los sentidos y el conocimiento del arte de la seducción para así intensificar sensaciones placenteras.

ORIENTACIÓN DEL DESEO

Se refiere al objeto de los deseos sexuales y/o vínculos emocionales de la persona, de forma que hablaremos de persona heterosexual cuando dicho objeto es del sexo opuesto, de persona homosexual cuando el objeto del deseo es del mismo sexo y de persona bisexual cuando el objeto pueda ser de ambos sexos.

Hablaremos de trastorno de la orientación del deseo cuando el sujeto viva de forma conflictiva su propio proceso de reconocimiento y aceptación de su orientación.

IDENTIDAD DE GÉNERO (DISFORIA DE GÉNERO)

La identidad de género es sentirse hombre o mujer independientemente del cuerpo anatómico. El transexualismo, por lo tanto, engloba a las personas que biológicamente han nacido hombre o mujer pero que tienen la profunda sensación de que deberían haber nacido del otro sexo. Transexualidad es la convicción por la cual una persona afirma pertenecer al género opuesto a su condición anatómica.

AVERSIÓN AL SEXO

Consiste en la aversión persistente o recurrente y la evitación de cualquier (o prácticamente cualquier) contacto sexual genital con una pareja sexual. Las personas que padecen esta disfunción sexual, se diferencian de las que padecen otros trastornos sexuales, por el elevado nivel de ansiedad y pánico que suelen manifestar ante la actividad sexual. Esta alteración provoca un acusado malestar en la persona que lo padece y dificulta las relaciones interpersonales.

TRASTORNOS DE LA EXCITACIÓN EN LA MUJER

Incapacidad persistente o recurrente para obtener o bien mantener la respuesta de lubricación propia de la fase de excitación en la mujer, hasta la terminación de la actividad sexual.

Si necesita más información:

Rellene nuestro formulario y nos pondremos en contacto sin compromiso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR