Clítoris: más alla del botón del placer | aidepsicologia
17575
post-template-default,single,single-post,postid-17575,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Clítoris: más alla del botón del placer

Ríos de tinta han corrido sobre el famoso botón del placer, pero no por ello está todo dicho. Aún es un gran desconocido, al menos en lo que respecta a su anatomía “interna”. Parece que el clítoris es sólo ese pequeño botoncillo que asoma en la unión de los labios menores o internos, pero el clítoris es muuucho más. Sus ramificaciones se extienden hacia lo más profundo de nuestros genitales internos y por tanto, su potencial erógeno va más allá de la estimulación externa.

El clítoris es anatómicamente muy semejante a un pene (o un pene, anatómicamente semejante a un clítoris!). Posee un mecanismo eréctil que reacciona ante la excitación, así como un grande, un frenillo y un prepucio que lo protege, además de entre 6000 y 8000 terminaciones nerviosas (el doble que el pene), lo que lo convierte en un catalizador de sensaciones placenteras extraordinario. De hecho, esa es su única misión: ser fuente de placer. Y además, no envejece. Su capacidad de provocarnos goce y orgasmos, se mantiene toda la vida. ¡Bendita obra de ingeniería anatómica!

Como decíamos, sólo vemos su glande, la parte externa y la más sensible, pero hacia dentro sus bulbos rodean el tercio externo de la vagina, haciendo que esta zona sea la más sensitiva a la estimulación sexual (hablamos de unos 4 cm aproximadamente), de ahí que, chicos, podáis respirar tranquilos: “el tamaño no importa”. Y puestos a desmontar mitos, ahí va otro a la basura: no hay dos tipos de orgasmos (vaginal y clitoriano), ni por supuesto uno maduro y otro infantil (tal y como postulaba el psicoanálisis). Sólo hay uno que proviene de la estimulación directa o indirecta del clítoris… ¡Chúpate esa, Freud!

En fin, dejémonos de tanta charla y vamos con algunas imágenes que hagan más sencillo que identifiquemos de qué estamos hablando. También os adjuntamos un enlace para que podáis conocer un poquito más de este maravilloso invento.

clitoris_anatomia

Ahora que ya sabemos un poquito más de este aliado del placer femenino, quizás, hayamos estimulado vuestra curiosidad para explorar y descubrir un poco más de vuestros cuerpos y qué cosas son las que os hacen disfrutar a ti y/o a tu pareja.

Rebeca Lajos Rañó
Psicóloga-Terapeuta de Pareja



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies